Escrito en Marketing online | Sin comentarios | 14-09-2018

Septiembre es un mes de comienzos: vuelta a la rutina, a las aulas, al trabajo… Pero también es el momento en el que muchos valientes deciden embarcarse en la maravillosa aventura que es emprender.

Seguro que habrás leído en multitud de artículos y noticias el término entrepeneur. Con este concepto anglosajón nos estamos refiriendo a aquella persona que decide montar un negocio después de tener una buena idea. (En definitiva, lo que en España se conoce como autónomo de toda la vida.) Actualmente existen multitud de ideas de negocio. Algunas mejores, otras excelentes y otras un poco simples, pero casi todas ellas han visto la importancia que  tiene el estar online.  No importa que te vayas a dedicar a la venta de naranjas o la administración de fincas. Sin una página web estás perdido.

emprendedores

Seas el tipo de emprendedor que seas estos son algunos de consejos que debes tener en cuenta antes de comenzar un negocio online.

1- Realiza un estudio de mercado: vender ropa online es muy rentable, pero no para todo el mundo. Es imprescindible que evalúes la viabilidad del negocio, teniendo en cuenta el tipo de producto que vas a vender, los costes que tendrá, qué proveedores tendrás y al público al que quieres llegar. Si esto no está claro desde el principio estarás dando palos de ciego desde el primer momento.

2- Consigue la financiación: si dispones de fondos suficientes para hacer funcionar tu negocio al menos durante un año, adelante. Si no es el caso, es el momento de confirmar que puedes conseguir los recursos económicos que necesitas para comenzar. Ten en cuenta los costes fijos y los variables, y que al principio siempre se tiende a gastar más (alquileres, proveedores, diseño de la página web….)

3- Invierte en desarrollo web de calidad: si la base sobre la que se va a construir todo tu negocio es una tienda online querrás que funcione a la perfección. Los portales de “crea tu propia web en 10 minutos” son muy atractivos, pero poco eficaces. Contacta con Invbit, explícanos tu proyecto y te diremos el tipo de plataforma online que mejor se puede adaptar a tu negocio.

4- Organización y logística: si te vas a dedicar a la venta online de productos es FUNDAMENTAL  que contactes con servicios de transporte. Existen muchas y con tarifas muy diferentes, por lo que es importante que solicites presupuesto y tomes una decisión. Pero recuerda: da igual si tu producto es la caña. Si el cliente no recibe su pedido o surgen dificultades en las entregas quien lo va a pagar es la reputación de tu negocio, y no la empresa de transportes.

5- Invertir en publicidad, acierto seguro: Tu e-commerce está publicada y lista para vender. ¿Y ahora? Tienes que conseguir que los usuarios lleguen a ella y se interesen por lo que ofreces. Pero nada de esto sucederá sino saben de la existencia de tu tienda online. La inversión en campañas de publicidad online no es (ni de lejos) tan elevada como la publicidad tradicional. Además puedes configurar campañas segmentándolas por el tipo de cliente potencial al que quieres llegar. Un mundo de posibilidades comerciales a un click de distancia.

Deja una respuesta