Seguramente hoy por la mañana muchos de ustedes escucharon la noticia de filtraciones por parte de wikileaks, bien por la radio, bien por el noticiario de mañana o bien por internet a través de uno de los miles de medios de comunicación con tirada online. Y con este ejemplo en mano quiero poner de manifiesto el poder actual de la red, un arma de doble filo que puede catapultarnos al éxito o sumirnos en una profunda crisis.

En el polémico medio de información online hoy han salido a la luz muchos documento que ponen en entredicho muchas acciones llevadas a cabo por distintos mandatarios de todo el mundo, muestra casos de espionaje, coacción, violación de derechos humanos… Sin embargo seguramente que ninguna de las personas que mencionan estas filtraciones podría haber imaginado que internet tendría el poder de destapar todas sus artimañas.

Y es que actualmente es a través de la red, como se conocen más puntos de vista sobre la información, sobre productos y servicios, sobre la calidad de los mismos. Así es que podemos utilizar esta gran herramienta a nuestro favor. ¿Cómo?, sencillo, hay que partir siempre de un servicio o producto que destaque, bien por su calidad, bien por su funcionamiento, bien por su coste y catapultarlo en internet a través de nuestra web de empresa y a través de nuestros perfiles en las redes sociales. Seguramente más de un usuario terminará probando alguno de nuestros productos y opinará sobre él, consiguiendo así una buena crítica que atraiga a más clientes y sobretodo a más clientes satisfechos.

Por tanto, es fundamental que cuidemos nuestra imagen corporativa para que la red transmita una imagen adecuada y atractiva de nosotros.

Deja una respuesta