Escrito en Imagen Corporativa | Sin comentarios | 16-12-2010

Siguiendo en la linea de los artículos anteriores en donde hacíamos una pequeña introducción sobre la marca y en dónde explicábamos como se realizaba una análisis de mercado, nos queda el siguiente paso a seguir. En este paso tenemos que definir la realidad psicológica de la marca, que servirá a los consumidores para identificar y diferenciar productos. Para ello dividiremos el trabajo en varios apartados:

  • Formular la visión de la marca: esta fase establece el significado de la marca. ¿Cuál es el punto de vista de la marca?, ¿qué somos como marca?, ¿qué hacemos como marca? y ¿por qué somos relevantes?. Tenemos que pararnos en la diferenciación de nuestra marca, es mejor conseguir diferenciarnos que pretender ser la mejor marca; ser la mejor marca se podría considerar una tarea imposible puesto que ya hay predefinidas unas “mejores marcas”. Otro punto a tener en cuenta es la segmentación; no podemos pretender gustar a todo el público, debemos poseer una cierta personalidad, y para ello es necesario segmentar a quién se dirige la marca, tenemos que determinar si nuestra marca está dirigida a jóvenes, mayores, niños…
  • Identificar los atributos únicos de la marca: los atributos únicos de la marca son aquellas palabras que definen qué es la marca y la diferencian del resto de marcas. Se recopilarán una lista de atributos de la marca mediante brainstorming o parecido, después se deben organizar estos atributos para quedarse con 3 o 5 palabras que definan correctamente la marca.
  • Concepto: A partir de los atributos escogidos como importantes, se desarrollará el concepto. El concepto es una idea clave. A partir de ésta, se deberá desarrollar un concepto de marca que la refleje y que se transmita a los consumidores. Y los más importante: la marca deberá adueñarse del concepto o idea desarrollado.
  • Personalidad de la marca: La personalidad de la marca está definida por los atributos, el estilo y los comportamientos que la marca realice. Un método que puede ayudar es el “cuadro de humor”, consiste en realizar un panel con imágenes que definan y ayuden a reflejar la personalidad de la marca, para ello están definidas diferentes categorías, música, automóvil, mueble, color, bebida, deporte, arquitectura, utensilio y persona; se trata de encontrar una imagen que en cada una de esas categorías ayude a reflejar cómo es la marca.

Hasta aquí por hoy, mañana seguiremos con el posicionamiento.

Deja una respuesta