5 errores que no debes cometer en tus redes sociales

Escrito en Community Manager | Sin comentarios | 11-11-2021

Hoy en día las redes sociales son un gran punto de encuentro entre empresas y usuarios. Son muchas las marcas que, gracias a su buena gestión de las redes sociales, han aumentado considerablemente su visibilidad y su notoriedad de marca.

Crear un perfil en redes sociales para tu marca es una tarea sencilla. Sin embargo, si lo que pretendes es que este perfil aporte algo a tu empresa tendrás que trabajar mucho en él.

Redes Sociales

Cada vez más empresas se suben al carro de las redes sociales. Para hacerte un hueco entre tus competidores hay una serie de errores en los que no debes caer. En este post te contamos cuáles son los 5 fallos que pueden hacer que tus redes sociales sean un fracaso:

    1. No tener una estrategia
      El primer paso antes de crear un perfil en redes sociales es tener clara cuál va a ser la estrategia que vas a seguir. Es decir, qué queremos conseguir con ese perfil y cómo lo vamos a conseguir. Es fundamental que seas consciente de que esta tarea seguramente va a ser laboriosa, pero es imprescindible. Sin una buena estrategia no sabrás que pasos seguir. 

      Debes tener claro cuál va a ser la función de tus redes sociales: puedes utilizarlas para aumentar la visibilidad de tu marca, para dar servicio al cliente o para aumentar tus ventas promocionando productos. Lo más importante es que sepas cuál de todas las opciones es la que vas a elegir.

      Una vez que sepas qué vas a hacer, debes definir también el cómo. Quién es tu público objetivo, cómo te vas a comunicar con él, cada cuánto tiempo y qué tipo de contenido vas a compartir.

      Una vez tengas toda tu estrategia definida, es hora de dar los siguientes pasos.

    2. No tener unos objetivos claros
      En el punto anterior comentábamos que es imprescindible saber qué queremos conseguir con nuestras redes sociales. Esto no basta con saberlo a grandes rasgos. Es muy importante que definamos unos objetivos exactos que nos permitan tener claro hacia dónde dirigirnos y saber si estamos logrando las metas que nos hayamos propuesto.Estamos hablando de los ya conocidos objetivos SMART (Específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas y Temporales).

      Si no defines estos objetivos minuciosamente, nunca sabrás si realmente estás cumpliendo los propósitos que planteaste al comenzar con tu proyecto.

    3. Querer estar presente en todas las redes sociales
      Un error muy común que comenten algunas empresas es querer estar presentes en todas las redes sociales que existen. Muchas veces se quiere abarcar demasiado cuando no es necesario y se termina por no atender correctamente ninguna.¿En qué red social debe tener tu empresa un perfil?

      Lo cierto es que tu empresa no necesita estar presente en Instagram, Twitter, Facebook, Linkedin, Youtube y TikTok. Tu empresa necesita estar presente en aquellas redes en las que esté presente tu público objetivo.

      En este punto se vuelve a mostrar la importancia de una buena estrategia. Si sabes quién es tu público objetivo, sabrás dónde puedes conectar con él.

    4. Publicar de forma improvisada
      Otro error que se suele cometer a menudo es publicar de forma improvisada, sin tener un contenido definido previamente ni una calendarización establecida. Es cierto que, en un principio, será necesario que realices pruebas para ver qué contenido funciona mejor con tu público, cuáles son los mejores días para publicar y a qué horas. Estas pruebas no tienen nada de improvisación.Intenta tener, a comienzos de cada mes, una calendarización con los copys de tus publicaciones preparados y los días de publicación que mejor funcionen ya establecidos. Así ahorrarás mucho tiempo y tus publicaciones tendrán un impacto mucho mayor.
    5. Que tu contenido no esté adaptado a tu público objetivo
      El último error del que vamos a hablar en este post es la falta de adaptación de tu contenido. Antes mencionábamos que, dependiendo de cuál sea tu público, deberías estar presente en una red social u en otra. Del mismo modo, en función de tu público debes utilizar un lenguaje u otro.No nos estamos refiriendo solamente a lenguaje escrito sino también a la forma de interactuar con ellos. Un contenido que te ha funcionado genial con un target, no tiene por qué funcionar igual de bien con otro.De la misma forma, también debes saber adaptarte a la red social en la que estás presente y a sus “códigos”.

Gestionar las redes sociales de tu empresa puede parecer una tarea sencilla, pero ya ves que es fácil caer en estos errores. Una buena gestión requiere muchas horas de trabajo y planificación estratégica. Si consideras que las redes sociales no son para ti, ponte en contacto con nosotros. Nuestro equipo de expertos podrá gestionarlas por ti.

Deja una respuesta