6 errores a evitar al desarrollar la imagen de una marca

Escrito en Marketing online | Sin comentarios | 20-12-2018

La imagen de marca abarca todos los factores que influyen a la hora de tener una primera impresión de la marca y todos los elementos que hacen que la valoremos de un modo u otro. Aunque a veces, por error, creemos que la imagen de marca se limita tener un nombre y un logo y dejamos descuidados muchos detalles cruciales.

imagen-de-una-marca

Por este motivo, en este artículo vamos a repasar los principales errores que se cometen a la hora de crear, desarrollar o modificar la imagen de la marca, y que tienen graves repercusiones como no llegar a los usuarios adecuados o la rápida pérdida de clientes.

  • No investigar lo suficiente antes de escoger el nombre de la marca

Antes de lanzar una marca se debe testar en varios usuarios qué perciben de ésta, porque a veces creemos transmitir una imagen que no le llega del mismo modo al público general.

Este punto es especialmente importante si se pretende internacionalizar la marca, ya que el nombre de ésta puede tener connotaciones muy diferentes o incluso negativas en otros idiomas o culturas.

  • Escoger un nombre difícil de recordar o escribir

Los usuarios están saturados de tanta variedad de marcas y suelen prestar poca atención a las nuevas. Los nombres demasiado largos, difíciles de pronunciar o de escribir tendrán más complicado ser recordados por los usuarios.

  • No tener un diseño coherente con la marca

El diseño de una colonia cara no es el mismo del de una colonia de marca blanca. Si lo que queremos vender es un producto de calidad el diseño tiene que transmitir esto al usuario, asimismo, si lo que queremos es ofrecer algo barato y usamos un diseño muy sofisticado, no llamaremos la atención de los clientes potenciales.

La paleta de colores empleada, las tipografías, la disposición de los elementos y muchos factores más deben ser observados con detalle para transmitir la imagen correcta.

  • Dejarse llevar por un diseño que es tendencia en el momento

Las tendencias tienen un momento de máximo auge y al cabo de un año o dos se quedan desfasadas. Es cierto que las marcas deben tener un estilo moderno y actualizado, pero, dejarse llevar demasiado por las tendencias de diseño del momento puede hacer que en un par de años sea necesario rediseñar de nuevo los elementos de la marca.

Apostar por estilos más sobrios y fluidos es una buena solución para no caer en la trampa de las tendencias.

  • No usar la marca de un modo homogéneo y consistente en las diferentes plataformas

La propia web de la página, los perfiles en redes sociales, las campañas publicitarias en diferentes medios online y offline, la papelería corporativa, los correos y newsletters que se envían a los clientes… Todos los elementos de la marca deben compartir un mismo estilo, desde la gama de colores y los diseños hasta el modo de referirse a los usuarios.

Si estos elementos varían en función del medio usado, los usuarios percibirán la marca como inconsistente.

  • Cambiar elementos de la marca cuando no es el momento apropiado

Es común que las marcas hagan pequeños cambios en el logo y el nombre para mantenerse actualizadas, o que en algún momento les apetezca hacer un rediseño completo. Estos cambios drásticos los han hechos algunas marcas consolidadas y los suelen de fuertes campañas de marketing con el objetivo de que los clientes asocien la anterior imagen de la marca con la nueva.

Por el contrario, si eres una marca nueva que está intentando crecer en el mercado y captar a nuevos clientes, con un rediseño de la marca lo único que vas a conseguir es desorientar a tus clientes y que no identifiquen tu producto con su nueva imagen.

Deja una respuesta