Escrito en Servicios web | Sin comentarios | 23-08-2017

Después de muchos meses volvemos a esta serie de artículos en los que, principalmente, tratamos de resolver dudas y misterios acerca de la terminología web. En este caso nos centraremos en un par de conceptos que resultan imprescindibles tanto si eres el futuro propietario de un sitio web como si eres un usuario que lo visita. ¿Comenzamos?

Qué es el https y por qué es importante

En más de una ocasión os habréis preguntado qué significa esa S al final de http. Tal vez haya que comenzar por el principio y aclarar qué es el HTTP. Son las siglas de hyper text transfer protocol, o lo que es lo mismo, el protocolo de transferencia de hiper texto. Se trata de un conjunto de reglas que permite la transferencia de datos entre clientes y servidores.

Por ejemplo, un cliente sería un buscador en Internet en el que se solicita una información y un servidor sería el espacio en el que se almacena la página web que recoge la información solicitada. El cliente envía la solicitud al servidor y el servidor le traslada su respuesta, normalmente en “formato” HTML. Si se emplea el protocolo HTTP en la barra del navegador de Internet se mostrará una dirección que comienza por http.

seguridad

¿Y si lo que muestra es una S al final? Indica que estamos ante una versión segura de la sesión que se establece entre cliente y servidor. El sitio web codifica la sesión a través de un certificado digital. Esto significa que la información que se intercambie en este momento de intercambio estará encriptada. Si alguien intentase acceder a este tráfico de comunicación no podría, puesto que estarían totalmente protegidos.

Este certificado digital se conoce como Certificado SSL, y permite garantizar al usuario que visita una web que los datos que transfiera durante su sesión serán tratados de forma privada, y no podrán ser modificados. Es altamente recomendable en páginas webs en las que haya un formulario de contacto, donde los usuarios incluyan sus datos, donde haya un proceso de registro o, por supuesto, en aquellas webs que cuenten con proceso de compra.

La implementación de dicho certificado digital no sólo le proporciona al usuario información sobre la página web, sino que Google favorece a las webs que cuentan con https. Contar con un certificado SSL favorece el posicionamiento SEO de una página web, ya que los principales buscadores la valorarán por ser un sitio seguro.

En Invbit ofrecemos el servicio de instalación de dicho certificado, recomendándoselo a nuestros clientes con el fin de proporcionar páginas web que indiquen confianza y seguridad.

Deja una respuesta