Escrito en Community Manager | Sin comentarios | 20-09-2017

Cada vez más empresas tienen un perfil profesional en una o varias redes sociales, ya se trate de grandes multinacionales como de pequeños comercios locales. Ningunos desaprovechan el poder de este económico medio para darse a conocer y transmitir la imagen de su marca, bien autogestionando sus redes o contando con la ayuda de algún community manager.

Redes sociales

Por otra parte, a todos nos son comunes los errores que a veces se cometen en estas páginas, dañando la imagen de toda la marca, y que a veces hasta se hacen virales, dando pie a crisis de reputación. Por eso, en este artículo hemos hecho una lista de los principales errores que se deben evitar en la gestión de redes sociales, para sortear estos malos tragos:

  1. No tener una estrategia en redes sociales

Antes de dar el salto a los perfiles sociales, debes tener claro qué objetivo tienes, qué ofreces, a quién te diriges y qué hace tu competencia. Y en función a esto decidir en qué redes vas a tener presencia (ya que ni es recomendable tener perfil en todas las redes sociales ni limitarse a Facebook), con qué frecuencia vas a publicar, y qué clase de contenido vas a compartir, más informal y cercano a los usuarios o más frío y profesional.

  1. Quedarse a medias

Son muchas las marcas que creen que tener presencia en las redes sociales consiste únicamente en crear los perfiles, pero esto es apenas el inicio. Los perfiles deben estar completos, con información de la empresa, su ubicación, horarios, enlaces a la web y al blog y con fotos profesionales y adaptadas al formato de cada red.

  1. Crear un perfil personal en vez de uno profesional

Es un fallo muy grave que todavía siguen cometiendo muchas empresas y que tiene muchas limitaciones. Tienes muchas menos opciones de personalización, no permite hacer ningún formato de campaña publicitaria y vas a captar a muchos menos seguidores.

  1. No tener una frecuencia de publicación adecuada

En cada red social hay una frecuencia de publicación adecuada, si publicas con mucha más frecuencia vas a acabar hartando a los usuarios y dejarán de seguirte. Y, por otra parte, si publicas con muy poca frecuencia o ni siquiera publicas, vas a dar una imagen de dejadez o incluso pueden llegar a pensar que el negocio ha cerrado.

  1. Publicar el mismo tipo de contenido siempre

Las redes son muy versátiles y permiten variedad de publicaciones: texto, imagen, vídeo, artículos propios, noticias de actualidad, gifs, presentaciones, concursos y sorteos, encuestas… no te limites a un único formato de contenido.

  1. Usar igual todas las redes sociales

Cada red social es más adecuada para un tipo de contenido. Aunque quieras transmitir el mismo mensaje en todas, no hagas un copia y pega, adáptate a los formatos y a las opciones que cada red te ofrece, o darás una impresión de dejadez a quienes visiten tus perfiles.

  1. Usar un lenguaje demasiado formal o informal

Ten claro el target del público al que te diriges y usa un lenguaje adecuado para este. Si no es así estarás creando una barrera comunicativa que distanciará a la marca de los usuarios.

  1. No revisar la gramática

No publiques nada sin repasarlo un par de veces, una “h” mal colocada o una tilde que no viene a nada puede provocar las burlas de tus seguidores.

  1. Hablar solo de tu marca

Los seguidores van a buscar que tu página les aporte algo para seguirla, si solo hablas de tu marca y de por qué deberían comprarla no vas a captar su interés. Comparte contenidos de interés de tu sector, avances e innovaciones, e incluso entretenlos con un poco de humor, siempre que esté mínimamente relacionado con lo que tu ofreces.

  1. Centrarse en la cantidad de seguidores y no en la calidad

Las cifras no lo son todo y, aunque tu perfil tenga miles de seguidores, no lo estás haciendo bien si estos no muestran interés por tu marca y no interactúan con ella. Capta la atención de tus usuarios, ofréceles contenido atractivo para que interactúen con él y, sobretodo, nunca compres seguidores.

  1. No interaccionar

Las redes sociales están pensadas para la interacción, no te limites a compartir tu contenido. Si los usuarios tienen dudas, quejas o sugerencias debes atenderlas adecuadamente y en poco tiempo. Agradece los comentarios y disculparte ante las críticas u ofrece una alternativa, pero nunca las borres, ya que así solo vas a aumentar el descontento de estos usuarios.

Deja una respuesta