Cómo lanzar una tienda online de éxito

Escrito en Sin categoría | Sin comentarios | 27-05-2021

¿Le estás sacando el máximo partido a tu e-commerce?

Las tendencias de consumo han cambiado drásticamente en el último año. No existe un único motivo, pero lo cierto es que tanto la pandemia como el incesante avance tecnológico en el que estamos inmersos pesan bastante.

Cada vez más personas apuestan por las compras online, lo que ha provocado que la mayor parte de los negocios de venta al por menor y al por mayor se hayan subido al tren de la venta online.

Si ya tienes un e-commerce para tu negocio o si estás pensando en crear uno has llegado al artículo adecuado. No te pierdas los aspectos más importantes que debes tener en cuenta si tienes una tienda online y quieres que tenga éxito.

e-commerce tienda online

Lanzar un e-commerce no es tan sencillo como suena. No es suficiente con crear y diseñar una plataforma online y cargar los productos. Es fundamental que hagas un análisis previo de mercado online, estudies y analices quién es tu cliente potencial y diseñes una estrategia clara con la que alcanzar tus objetivos de venta.

1. Creación del e-commerce

Una vez que has llevado a cabo un análisis previo, definido el perfil de cliente al que quieres alcanzar y diseñado una estrategia, lo siguiente será la creación de una tienda online.

Sabemos que resulta muy tentador contratar los servicios de una plataforma en la que seleccionar una plantilla, algunos elementos básicos y configurar un sistema de pago. Pero, por nuestra experiencia, también sabemos que, al final, lo barato sale caro.

Con esto no estamos diciendo que utilizar un CMS como base de tu e-commerce no sea una buena opción. De hecho, es lo más adecuado, ya que ofrecen un amplio abanico de opciones y configuraciones a la vez que permiten realizar llevar la gestión diaria de forma sencilla e intuitiva. Lo que no recomendamos es que te encargues tú mismo de su puesta a punto. Contar con un profesional del diseño web en este momento del proceso es vital para garantizar la salud de tu negocio online (y la tuya propia).

Algunos de los CMS más populares son:

Prestashop

Prestashop es una plataforma que funciona tanto para pequeñas como para medianas empresas. Ofrece funcionalidades como control de stock de productos, cupones de descuento, gestión de pedidos y clientes, seguimiento de envíos, entre otros. Además, cuenta con un extenso catálogo de plugins con funcionalidades diferentes, para ayudar a que tu web crezca a la vez que tu negocio.

WooCommerce

Este plugin, desarrollado para WordPress, es la opción perfecta para aquellos negocios con un catálogo de productos pequeño y sin muchas variaciones. Si buscas una web con un diseño muy cuidado y con una tienda online integrada, WooCoomerce es perfecto.
Permite gestionar la parte de tienda desde el mismo panel de administración de WordPress, por lo que no tendrás problema para adaptarte a su uso.

2. Métodos de pago

Una vez hayas escogido la plataforma en la que vas a desarrollar tu e-commerce, tendrás que decidir qué funcionalidades básicas quieres que incluya. Una de las más importantes es la selección de pasarelas de pago. En este caso, nuestra recomendación es que, al menos, incluyas 2 sistemas de pago. De esta forma ofrecerás alternativas en caso de que falle algunas de las plataformas.

TPV virtual (pago con tarjeta de crédito o débito)

Es uno de los métodos más utilizados. El pago se realiza a través de un TPV virtual. Deberás solicitarlo en tu entidad bancaria, y proporcionar los datos de configuración al equipo de desarrollo de tu página web, para poder integrarlo en tu e-commerce.

Paypal

En este caso el cliente puede utilizar su cuenta de Paypal para realizar las compras. Es un sistema muy demandado por los usuarios, ya que pagan mediante una cuenta asociada a su tarjeta o cuenta bancaria, por lo que no tienen que facilitar los datos bancarios cada vez que realizan una compra.

Transferencia online

En este caso el cliente podrá acceder a su banco dentro del e-commerce y realizar una transferencia utilizando sus claves de acceso.

Contrareembolso

Esta opción le permite al cliente pagar su compra una vez realice su compra y reciba su pedido.

3. Envíos

Deberás decidir si decidir si serán envíos nacionales o internacionales. Si enviarás a todas las Comunidades Autónomas o no, si el coste del envío lo determina el peso del paquete, etc

La mayoría de las empresas de logística y transporte cuentan con tarifas y opciones de gestión de envíos para tiendas online. Es importante que compares precios y servicios, para ver cuál es la que encaja mejor con el tipo de envío que vas a realizar.

4. Lanzamiento:

¿Cómo me posiciono frente a mis competidores?

Ya tienes tu tienda online lista, el catálogo de productos preparado, y estás al otro lado del correo para resolver dudas. ¿Y ahora? Si no eres visible en Google es muy difícil que tus clientes potenciales lleguen a ti. Por eso hay que prestar especial atención al posicionamiento orgánico de tu web (SEO).

Es muy importante que las descripciones de los productos, así como el resto de los contenidos de texto de tu e-commerce estén orientados a posicionar correctamente la web en Google.

También será determinante que tu tienda online cuente con una buena imagen de marca, relacionada con la imagen corporativa. A la vez, trabaja las redes sociales de tu negocio con contenido de calidad. Aunque te parezca algo secundario, a través de las redes sociales podrás captar a clientes potenciales que no te conocerían de otro modo.

Ventajas y desventajas de un e-commerce

La principal ventaja de un e-commerce es la baja inversión que supone si la comparamos con la de una tienda física. Podrás empezar un negocio sin tener que hacer frente a los gastos habituales como el alquiler, luz o salarios de empleados. También supone una mayor flexibilidad, ya que permite vender a cualquier hora y a cualquier parte, siempre que los costes y las condiciones lo permitan. A esto le podemos añadir que, en caso de que tu negocio sea pequeño, podrás trabajar desde la comodidad de tu casa, sin la necesidad de desplazarte hasta una oficina o tienda física.

Sin embargo, conviene recordar que un e-commerce también puede tener ciertas desventajas. Actualmente hay mucha competencia en el sector digital. Cada vez más negocios optan por ofrecer sus productos online, lo que supone que el usuario compare y seleccione con más calma que si entra en un establecimiento físico. Por eso tendrás que diferenciarte para que tus clientes se sientan atraídos por tu empresa y los productos o servicios que ofreces.

Pero… ¿Y si no puedo permitirme tener un e-commerce?

Puede que, al principio, no puedas asumir los costes de un e-commerce. Pero esta no es la única forma de vender online.

Puedes comercializar tus productos en un marketplace. Un marketplace es algo parecido a un escaparate de productos, es decir, no todos pertenecen al mismo vendedor, sino que muchos vendedores muestran sus productos en una misma plataforma.

Es el caso de Amazon, por ejemplo. Es una opción para empezar tu negocio, ya que no tienes que comprar un dominio ni hacer frente a los gastos de creación de un e-commerce. También es más fácil vender productos pequeños y de bajo coste en este tipo de plataformas.

Estos son algunos consejos básicos que te resultarán muy prácticos si estás pensando en lanzar tu negocio online. Si tienes alguna duda o quieres saber más sobre el tema no dudes en contactar con nosotros en [email protected] .

Deja una respuesta