Escrito en Diseño páginas web | Sin comentarios | 02-06-2016

(Y UNO BUENO PUEDE MEJORARLA HASTA LÍMITES INSOSPECHADOS)

Vivimos en plena era digital. Estamos tan acostumbrados a la tecnología y a todo lo que ésta implica que pocas cosas consiguen sorprendernos. El ciudadano de a pie recibe una media de 3000 impactos publicitarios al día. ¿Cuántos crees que recuerda al final de su jornada?

Hagamos un experimento sencillo: Piensa en el último logo que recuerdes. ¿Ya lo tienes? Bien, seguramente no será el último que hayas visto, pero sí es el último que tu mente ha retenido. No es una casualidad, sino una buena ejecución de un proyecto de diseño.

diseno

La importancia de un buen diseño, tanto gráfico como web, es fundamental para modificar el concepto que el público tiene sobre una marca. Da igual la calidad de tus productos o si el trato al cliente es excelente, si tienes una identidad corporativa pasada de moda o poco cuidada el público se va a quedar con lo malo.

Del mismo modo es fundamental dejarse aconsejar por profesionales del sector. Cuántas veces hemos escuchado “mi sobrino dibuja bien y me lo hace gratis…”. Puede que para un proyecto sin fines mercantiles sirva, pero tu sobrino que dibuja bien no va a desarrollar una estrategia de marketing previa para establecer las necesidades de la empresa ni los objetivos que se quieren alcanzar. (Todo nuestro cariño para esos familiares que trabajan gratis para otros familiares).

Existen muchos negocios con una larga trayectoria que no se atreven a renovar su imagen de marca por miedo al rechazo de sus clientes. “No nos van a reconocer” o “se perderá la esencia de nuestra empresa” son los principales motivos por los que se pueden echar atrás. Pero las empresas y negocios, como las personas, evolucionan con el paso del tiempo.

Sucede lo mismo en el diseño web. A pesar de que no tiene tanta trayectoria como el diseño gráfico o la publicidad estamos siendo testigos diariamente de cómo hay webs de negocios que dan un paso adelante, entendiendo la importancia de readaptación al momento actual y, como desgraciadamente, otras empresas todavía no se han dado cuenta que la web de su empresa dice tanto de ellos como sus productos, sus servicios o su historia.

Os animamos a reflexionar sobre la imagen que está proyectando la identidad corporativa de vuestra empresa sobre el público. Si por un instante habéis dudado de ella es el momento de que hablemos para ayudaros a mejorarla.

Deja una respuesta