Escrito en Community Manager | Sin comentarios | 10-12-2018

El uso de los #hashtags nos resulta familiar a todos, pero, ¿los sabemos usar adecuadamente? ¿les estamos sacando todo el partido posible en nuestras estrategias?… Para resolver estas dudas, en este artículo vamos a profundizar en estas etiquetas, en las buenas prácticas recomendadas para su uso y los errores que deberemos intentar evitar a toda costa.

Los hashtags nos permiten categorizar y agrupar en las redes sociales contenidos que estén relacionados para que así sea más fácil y rápido encontrarlos, simplemente con hacer clic en uno de ellos o buscándolos en el buscador. Es decir, los hashtags indexan la publicación en la red social y aumentan las posibilidades de que sea vista por usuarios interesados en esa etiqueta.

El origen de estas etiquetas se remonta al 2007 y fue Twitter la primera red en usarlos. Posteriormente se unieron Facebook, Instagram, Pinterest, LinkedIn, YouTube Tumblr, etc., aunque no tuvieron el mismo éxito en todas.

¿Qué beneficios aporta el uso adecuado de hashtags en nuestra estrategia?

  • Hace que nuestros contenidos tengan mayor visibilidad y que llegue más tráfico a nuestra web.
  • Incrementa el reconocimiento y el engagement de la marca.
  • Ayuda en la difusión de eventos, promociones, lanzamientos de nuevos productos, campañas puntuales, etc.
  • Une conversaciones sobre conferencias, catástrofes o emergencias, días festivos, temas de interés general, celebraciones, etc.
  • Nos permite llegar a un segmento de usuarios que están interesados en el propio hashtag y que, por lo tanto, es más posible que les interese el contenido que les ofrecemos.

Pero para que nos aporten todos estos beneficios es necesario que sepamos cómo usarlos bien y tengas siempre en cuenta esta serie de puntos básicos antes de añadirlos a tu publicación:

  • Deben ser cortos y fáciles de recordar.
  • No te sobrepases con la cantidad de hashtags o éstos no tendrán tanto impacto. La cantidad recomendada depende de la red social, mientras en Twitter se recomienda usar uno o dos, en Instagram se pueden poner hasta 30.
  • Deben ser relevantes con respecto al tema de la publicación, si no, estarás llegando a usuarios a los que no les interesa lo que estás compartiendo.
  • No busques los hashtags más originales y creativos, lo que realmente interesa es que sean populares para que lleguen a más usuarios. En el caso de Twitter, puedes recurrir a la columna de Tendencias para buscar hashtags que te puedan interesar, o a herramientas como TrendsMap, que muestra los hashtags más populares en cada ubicación del mundo.
  • Pero al mismo tiempo deben ser específicos para que estos usuarios sean afines a tu contenido. Lo ideal sería combinar hashtags muy populares que tendrán mucho alcance durante solo unos minutos con otros específicos que llegarán a menos usuarios, pero tendrán un alcance más prolongado.
  • Si el mismo hashtag tiene más de una palabra, la inicial de cada una deberá ir en mayúscula para facilitar su lectura.
  • Los hashtags no diferencian las tildes, pero es recomendable añadirlas porque te dará mejor imagen de marca.
  • Ten planificadas tus publicaciones en función de temas que preveas que podrán ser tendencia para aumentar su alcance por medio de los hashtags relacionados.
  • Aprovecha el buscador de hashtags para llegar a otras etiquetas relacionadas con las tuyas.
  • Analiza los hashtags que usa tu competencia y cuáles de éstos les funcionan mejor.
  • En cuanto a la temática, intenta, siempre que sea posible, combinar hashtags que estén relacionados con la propia publicación, con el sector, con el nicho de público y con la propia marca.

Además de tener en cuenta todos estos puntos, deberás intentar evitar a toda costa los siguientes errores, que podrán evitar que le saques partido a tu estrategia de hashtags e incluso podrán hacer que tenga un efecto negativo sobre tu marca:

  • Usar etiquetas demasiado largas o incluso poner en un hashtag una frase entera, estos hashtags no te van a traer tráfico porque nadie los usa y tus seguidores ni se molestarán en leerlos.
  • Usar hashtags que no están relacionados con tu publicación, el tráfico al que llegarás no va a prestarle la más mínima atención a tu contenido y te podrán considerar SPAM.
  • Poner como hashtag cada palabra de la publicación.
  • Limitarse a poner hashtags en el título de la publicación sin acompañarlos de ninguna descripción o información adicional en texto.
  • Usar siempre los mismos hashtags sin explorar otros que puedan traerte nuevo tráfico.
  • Usar los hashtags de #retweet4retweet, #likeforlike, #followforfollow… no solo no vas a conseguir el efecto en los usuarios que buscas con ellos, sino que además les resultarán molestos y aportarán mala imagen a la marca.
  • Usar la misma estrategia de hashtags en todas las redes sociales, como habíamos comentado, en Twitter y Facebook es aconsejable usar pocos hashtags mientras que en Instagram se suelen usar bastantes por publicación. Además, a veces hay hashtags que tienen éxito en una red social pero que en las otras no son relevantes.
  • Usar hashtags con caracteres no permitidos, como los espacios, solo formaría parte de él la palabra pegada al #, o la mayoría de signos de puntuación, que harán que solo se añadan una parte de las palabras al hashtag o que sea más difícil de recordar y buscar.

Ahora que ya conoces las buenas prácticas y los principales errores en el uso de hashtags, ¿te animas a añadirlos en tus publicaciones? ¿has visto algún consejo que te pareciese interesante o algún error que cometías y que quieras cambiar a partir de ahora?

 

Deja una respuesta