Escrito en Marketing online | Sin comentarios | 01-06-2017

El concepto de marca personal surgió en EEUU a finales de los noventa como una técnica de búsqueda de trabajo, y se ha extendido por todo el mundo con mucha fuerza gracias a la influencia de las Redes Sociales. Su base está en gestionar un perfil personal como si se tratase del de una marca, construyendo un sello propio y esforzándose en, al igual que hacen las marcas, tener un tono de comunicación definido, unos objetivos claros, con unas estrategias para seguirlos, y una cartera de productos o servicios diferenciales.

Las empresas suelen revisar la imagen online de los entrevistados antes de contratarlos, por eso una buena visibilidad y la apuesta por contenidos de calidad en tus redes personales es clave para destacar en un mercado con exceso de oferta de profesionales. La construcción de este sello propio puede llegar a ser más importante que el clásico currículum lleno de conocimientos a la hora de encontrar un trabajo.

marca-personal

Suena bien, ¿no? Pero antes de lanzarte a crear una marca personal es importante que tengas unos puntos claros. Es clave tener paciencia y no esperar resultados instantáneos, probablemente tardes en tener una buena visibilidad. Las acciones que realices deben ser constantes y planificadas, no basta con crear un par de artículos puntuales cuando te encuentres inspirado. Y, sobre todo, debes hacerlo con motivación y pasión, creando contenido que te guste y sin desmotivarte si tardas en conseguir los resultados esperados.

La creación de la marca personal es un proceso muy completo que abarca muchos aspectos que debes definir desde un principio. Decide qué medios sociales vas a usar, el blog es el más importante, y funciona mejor combinado con alguna red social para aumentar su alcance. Debes tener claros tus valores y hacer que tu marca los refleje, busca un (puede ser el tuyo propio), y combínalo con fotos profesionales y de calidad, un logo, unos colores identificativos y un mensaje a transmitir que aporte algo a tu público potencial.

Ahora que ya tienes los pasos clave para convertirte en una marca, estas son las ventajas que puede traerte:

  • Triunfar creando una marca personal supone libertad laboral y financiera, tendrás más posibilidades de conseguir un empleo, e incluso podrás tener éxito como autónomo.
  • No es necesaria una gran inversión, sino habilidad, ya que la mayoría de los soportes a usar son gratuitos y actualmente puedes conseguir un dominio propio por precios muy bajos.
  • Puedes orientarlo a los temas que te gustan e interesan e introducir nuevas temáticas.
  • Hay muchas oportunidades de diferenciación que permitirán dejar huella y que te reconozcan.

Este nuevo concepto parece que ha llegado para quedarse, y está pasando de ser una oportunidad para diferenciarse a una práctica cada vez más generalizada. ¡Así que aprovecha que tienes las bases para empezar a trabajar en tu marca personal lo antes posible!

Deja una respuesta