Escrito en Servicios web | Sin comentarios | 30-05-2017

El servicio de alojamiento web (o hosting) es imprescindible para cualquier proyecto web. No importa cómo sea una página o la cantidad de funcionalidades tenga, sin un lugar donde alojarla nadie podrá acceder a ella.

Imaginémoslo como si se tratase de un local comercial en el que queremos mostrar nuestro trabajo a nuestra clientela potencial. No podemos precipitarnos y escoger el primero que nos ofrecen porque sea el más barato. Si queremos que a la larga funcione necesitaremos que reúna una serie de características, dependiendo de nuestro negocio.

En el caso de los hosting sucede exactamente lo mismo. Deberemos tener claro el tipo de proyecto web que queremos antes de contratar ningún servicio de alojamiento, ya que los recursos que necesitaremos para su correcto funcionamiento no serán los mismos en un caso u otro. De lo contrario es probable que antes de lo que esperamos comiencen los problemas.

  • Web corporativa: Hosting SSD. Es el tipo de alojamiento es el más popular entre este tipo de webs, ya que resulta económico y las prestaciones que ofrece son muy completas.
  • Tienda online: Un hosting SSD puede ser suficiente, pero tendremos que tener en cuenta el volumen de productos que se incluirán en la web, imágenes o vídeos…
  • Diario o blog online: una web de estas características probablemente tenga bastantes visitas diarias. Al contrario de lo que pueda parecer, el hecho de tener un tráfico elevado en nuestra web (5000 visitas diarias, por ejemplo) va a condicionar la selección del tipo de servidor. Para estos casos lo ideal sería un VPS (Servidor virtual). Este tipo de hosting se compone de particiones de un servidor físico, de forma que cada una de las partes funciona de manera independiente. Estaría a caballo entre el Hosting SSD y el servidor dedicado, que veremos a continuación.
  • Proyectos múltiples: en ocasiones tenemos clientes que cuentan con varios proyectos web, varias IPs, multisitios, gran cantidad de dominios,… Las necesidades de espacio en disco que tienen requieren atención personalizada. Para ello recomendamos un servidor dedicado. Todos los recursos que pueda necesitar este cliente los tiene a su entera disposición, no los comparte con más clientes.

Estos son sólo algunos ejemplos de tipos de proyectos web y los hosting que mejor se adaptan a cada uno. En muchos casos habrá excepciones, por lo que si estás buscando el alojamiento ideal para tu proyecto web consulta con Invbit y nuestro equipo de expertos en servidores te asesorará buscando la opción que encaje contigo.

Deja una respuesta