Iniciamos la semana con un nuevo post de definiciones y conceptos que utilizamos a diario. Uno de los servicios más populares que proporcionamos está el desarrollar webs a nuestros clientes que sean autogestionables. Tienen múltiples ventajas para ellos y para nosotros, ya que no supone iniciar la web desde 0 (por lo que no implica un coste elevado) y le permite al cliente poder gestionar su web: añadiendo contenidos, actualizando datos o eliminando aquello que ya no le interesa mostrar.

diseno y desarrollo web

Veremos ahora una serie de definiciones que giran en torno a las webs que gestionan nuestros clientes, además de otros conceptos:

CMS: Las siglas (como siempre) vienen de su nombre en inglés, Content Management System. Se trata de un programa informático que ofrece la posibilidad de generar una estructura desde la que crear y gestionar contenidos.  Se suele utilizar para administrar páginas web, y resulta bastante sencillo de utilizar. Existen muchos tipos de CMS, dependiendo de si se trata de una web, de una tienda online,  de un blog, de una plataforma de enseñanza virtual, etc.

La ventaja de este tipo de sistema informático es que permite editar nuestro sitio web como queramos, de una manera intuitiva y sin tener conocimientos de programación. Esto lo hace muy atractivo para los clientes que quieren una web con un diseño determinado pero fácil de administrar por su parte.

Plugin: en los términos que estamos comentando, un plugin sería un complemento informático que permite añadir una funcionalidad nueva a nuestro CMS. Existen plugins específicos para cada uno de los tipos de gestores de contenidos que hay en el mercado. Un ejemplo de plugin puede ser un calendario de reservas, que complemente a la web de un hotel.

Responsive design: diseño adaptativo. Se trata de una técnica de diseño web que permite la creación de sitios web adaptables a las características del dispositivo desde el que estoy accediendo. Mediante la redimensión y maquetación de los contenidos de una web, adaptándolos al ancho del dispositivo (por ejemplo un Smartphone o una Tablet), se consigue una visualización óptima de la web, ayudando a que la navegación  sea más agradable.

Contar con una web adaptada a todo tipo de dispositivos favorece a su posicionamiento SEO, a la vez que evita que los contenidos de la web estén duplicados. Teniendo en cuenta que más de la mitad de las búsquedas que se realizan en Internet se hacen desde dispositivos móviles, resulta importante contar con una web que se adapte a ellos, ¿no?

Hasta aquí la lección de hoy, os esperamos en la próxima entrega de actualidad web de nuestro blog.

Deja una respuesta