Cómo valorar cuales son las mejores fotos para tu página web

Escrito en Diseño páginas web | Sin comentarios | 30-09-2021

foto-para-tu-web

Cuando tienes un negocio, debes controlar muchos elementos que son fundamentales. Si tu negocio tiene una página web, uno de los más importantes que debes tener en cuenta es su apariencia. Una página web es lo primero que verán tus potenciales clientes de ti, de tu empresa y de lo que quieres ofrecer, y a partir de ese momento construirán sus primeras impresiones sobre el negocio.

Uno de los aspectos que más destacan en una web son las imágenes. Si estás pensando en crear una página web o en modificar la tuya deberás tener en cuenta las diferentes opciones para elegir la fotografía idónea para tu sitio web. Es importante contar siempre con profesionales que te asesoren para escoger la selección que mejor se adapte a tu tipo de negocio. Para facilitarte este trabajo hemos recopilado las diferentes posibilidades que existen para escoger fotografías perfectas para tu página web:

Imágenes libres de derechos de autor

Si no tienes un presupuesto muy elevado, existen bancos de imágenes en las que podrás encontrar fotografías sin derechos de autor para utilizar en tu web. Hay opciones gratuitas y de pago, teniendo estas últimas mayor variedad. En ocasiones, algunos bancos de imágenes gratuitos exigen que se reconozca la autoría de la imagen, de forma que no tienes que pagar por usarla pero si indicar el nombre de su autor.

Normalmente las empresas de marketing y diseño tienen acceso a diversas plataformas con gran variedad de imágenes con precios más asequibles que comprándolas de manera individual.

Contratar un fotógrafo

Una de las mejores opciones es realizar una sesión de fotos personalizada y adaptada a las necesidades de tu negocio. No sólo ofrecerás una imagen cercana y veraz de tu empresa, sino que podrás decidir qué tipo de contenido se va a mostrar en tu página. Esta opción aportará mayor credibilidad a un negocio, aumentando la confianza de potenciales clientes. Además, las imágenes serán tuyas al 100%.

Existen diferentes tipos de fotografía, adaptadas a los distintos tipos de negocios o sectores. No encontrarás las mismas imágenes en una tienda online que en una web corporativa. A continuación, veremos algunas posibilidades:

Fotografía de producto

Está claro que vender es uno de los objetivos principales de un negocio. Por eso, una fotografía de producto adecuada aumentará las posibilidades de ganar clientes. De nada sirve tener todos tus productos en un e-commerce si las imágenes no consiguen destacar. Es importante poner atención en la iluminación, el fondo y al encuadre de las fotografías, sea cual sea el producto.

Fotografía corporativa

Proyectar la imagen de marca que deseas para tu negocio no es tarea fácil. Una buena fotografía corporativa en la que se muestren las instalaciones, los procesos que se realizan en tu empresa, el equipo humano o el entorno ayudará a que los potenciales clientes conozcan mejor tu negocio.

Una vez que tengas las fotografías adecuadas deberás optimizarlas adecuadamente en tu página web, mejorando así su posicionamiento SEO.

Optimiza el peso y el tamaño

Redimensiona las imágenes para que tengan el tamaño adecuado para la web. También es importante optimizar el peso de la fotografía para evitar que se ralentice el tiempo de carga de la página.

Cambia el nombre del archivo

Utiliza keywords para nombrar el archivo de tu imagen. Mejora el posicionamiento de tu web utilizando la palabra clave principal para nombrar la imagen. Eso sí, siempre que sea coherente con la fotografía.

Añade títulos y etiquetas alt

Utiliza textos descriptivos y con palabras clave para las etiquetas alt para que tus imágenes estén bien posicionadas en buscadores.

En Invbit te asesoramos en la selección de las mejores fotografías para tu proyecto. En nuestro equipo contamos con fotógrafa profesional que podrá encargarse de la sesión y de su posterior edición. Contacta con nosotros si estás interesado y te explicamos cómo trabajamos.

Y es que una imagen vale más que mil palabras.

Deja una respuesta