Escrito en Marketing online | Sin comentarios | 19-05-2017

El Inbound marketing es una de las grandes tendencias de marketing digital, que tiene como punto clave estar donde el consumidor lo demanda y en el momento en que lo demanda, para aportar valor sin resultar interruptivo.

Esta nueva estrategia se diferencia del marketing tradicional, u Outbound Marketing, en que busca adaptarse a los cambios en los consumidores potenciales, que cada vez hacen menos caso a los anuncios en medios convencionales, para centrarse en el entorno digital, recurriendo a estrategias de contenido, SEO, RRSS o publicidad en buscadores, entre otras. Además, el Inbound usa técnicas “pull”, que atraen al usuario de manera natural con contenidos que le aportan valor, mientras que el Outbound usa técnicas “push”, va a buscar al cliente proporcionándole información que éste no ha pedido, es más agresivo y suele ser interruptivo.

Para el Inbound Marketing es fundamental conocer a nuestro cliente potencial. Por eso, uno de los primeros pasos es crear un buyer persona, es decir, una representación ficticia del cliente ideal para conocerlo mejor. Una vez creado, buscamos contenidos adaptados a su perfil y a la fase del ciclo de compra en que se encuentre y se los entregamos de modo automatizado, al mismo tiempo que analizamos cómo se comporta ante éstos para realizar acciones correctoras si es necesario.

marketing

Esta estrategia consta de cuatro fases que van desde que el cliente no tiene ninguna relación con la marca hasta que se hace prescriptor:

  1. Atraer: le proporcionamos al usuario la información que está buscando para atraerlo a nuestra web.
  2. Convertir: le aportamos ventajas a cambio de registrarse y formar parte de nuestra base de datos, para esto usamos las páginas de destino, llamadas a la acción o formularios.
  3. Cerrar: se gestionan estos registros para que automáticamente reciban los contenidos adaptados al proceso de compra en el que se encuentren.
  4. Deleitar: mantenemos la satisfacción de los clientes con información de utilidad para conservarlos y que lleguen a ser prescriptores de la marca.

El Inbound Marketing trae beneficios positivos para las empresas de cualquier sector, incrementa el tráfico cualificado a la web, así como la tasa de conversión de tráfico a leads y de leads a clientes, y mejora la reputación online entre otros.

Deja una respuesta