Marketing emocional, la clave del éxito

Escrito en Marketing online | Sin comentarios | 16-12-2019

El marketing puede resultar un concepto complejo de entender para quien lo escuche por primera vez. Sin embargo, es realmente interesante y muy útil para hacer que tu negocio tenga éxito. Cubrir las necesidades del consumidor debe ser uno de los objetivos a alcanzar a través de los productos o servicios que ofrecemos. Es importante recordar que no siempre compramos aquello que necesitamos, sino que en muchas ocasiones adquirimos bienes que queremos o deseamos. El marketing nos enseña a identificar cómo piensa, cómo actúa y qué es lo que le gusta al consumidor, para que los productos o servicios que tengamos en nuestra empresa sean aquello que el público objetivo va a adquirir.

Antes de centrarnos en qué es el marketing emocional debemos centrarnos en qué son las emociones. Las emociones son la esencia de las personas. Son aquello que nos hace tener la personalidad que tenemos. Por eso apelar a las emociones como método para captar nuevos clientes será una estrategia estupenda a nivel empresarial.

marketing-emocional

¿Qué es el Marketing emocional?

Puede que tu producto o servicio sea difícil de diferenciar, porque a simple vista parece prácticamente igual al de la competencia y al cliente puede que no le importe demasiado sustituirlo por otro. Si este es tu caso, una estrategia de Marketing Emocional es lo que necesitas.

El Marketing Emocional se basa en utilizar la marca como una estrategia y hacer que los clientes o clientes potenciales sientan la marca como suya. Para conseguir esto nos enfocamos en los sentimientos, y así llegar al cliente a través de las emociones, es decir, queremos que se enamore de la marca.

¿Cómo lo conseguimos?

    1. Vínculo persona-persona
      Identifica las emociones que representan tu empresa y las emociones principales de tu público objetivo. De esta forma tu público objetivo las asociará con tu marca con un tipo de personalidad, similar a la de tu target, y así crear empatía.
    2. Cuenta una historia
      Hay estudios que aseguran que la gente memoriza mejor la información cuando es contada como un cuento. Por lo tanto, ¡créalos! pero siempre apelando a las emociones a las que tu marca represente.Algunos ejemplos sobre los que puedes contar historias es en la parte de tu web “quienes somos”, en tu blog o en publicaciones de las redes sociales.
    3. Experiencias, sensaciones y emociones
      Llegado a este punto, la pregunta es cómo podemos transmitir estas emociones al público. Una de las maneras más directas y usadas es el vídeo con música. La visualización de una historia en un vídeo suele superar al número de impresiones de una las fotos con frases. El formato audiovisual consigue que el espectador se sumerja en el vídeo como si estuviera viendo una película y tome las emociones de los personajes como suyas.A pesar de que el vídeo es una herramienta fundamental, es importante cuidar nuestro diseño; colores corporativos, elementos de apoyo de diseño, etc. que utilizamos en nuestra página web y en nuestra identidad corporativa. Así crearán una idea en la mente del consumidor y debemos asegurarnos de que la imagen que proyectamos es la imagen de marca que deseamos.
    4. Lovemark
      Hacer que una persona se enamore de nuestra marca no es fácil. Actualmente existe una tendencia, sobre todo entre marcas líderes, a elaborar campañas publicitarias dirigidas directamente a las emociones del consumidor: en Navidad, en verano, y en otras fechas señaladas. Pero la función de todas ellas es hacer que el espectador se enamore de la marca. Los hechos demuestran que este tipo de estrategia de marketing es efectiva, ya que mucha gente espera con entusiasmo a que salgan los anuncios de sus marcas favoritas.Pero hay que recordar que por muy efectivo que sea tu anuncio nada es único, puesto que tu competencia puede comprender lo efectiva que es tu estrategia y copiarla.
    5. Marketing de contenidos
      El marketing de contenidos es la base de este tipo de marketing, porque nos ayuda a entender quién es nuestro público objetivo, cuáles son sus emociones, cuáles son las experiencias que quieren vivir, … Esta es una tarea realmente difícil, pero al entenderlo bien tendremos el objetivo fijado y solo nos quedaría llevarlo a la práctica.

Ahora ya sabes cuáles son las claves para hacer que tu negocio tenga éxito. Encuentra las emociones que tu cliente objetivo y tu negocio tienen en común y consigue aumentar el éxito de tu próxima campaña.

Si necesitas un empujón para tu negocio y no sabes por dónde empezar, contacta con nosotros y te asesoraremos para que consigas resultados en tu próxima acción de marketing.

Deja una respuesta