Escrito en Marketing online | Sin comentarios | 04-04-2018

El marketing es un concepto que, por algún extraño motivo, suele dar lugar a confusión. En muchas ocasiones nos encontramos con clientes potenciales que nos solicitan “eso del marketing” sin tener claro lo que es, lo que engloba y lo que no.

Según la AMA (American Marketing Association) la definición exacta de marketing es “la actividad y conjunto de procesos para crear, comunicar, distribuir e intercambiar ofertas que tengan valor para los consumidores, clientes, socios y la sociedad en general”.

Con este concepto claro podemos meternos en materia y explicar que es el marketing de contenidos.

El marketing, a grandes rasgos, lo podemos dividir en 2 grandes grupos: el marketing offline y el marketing online. A nosotros el que nos interesa es éste último. El marketing online (o digital) abarca todo tipo de estrategias y acciones comerciales que se realizan en medios y plataformas a través de Internet. ¿De qué tipo de plataformas estamos hablando? De blogs, redes sociales, páginas web, buscadores…

marketing-de-contenidos

Desde la aparición de Internet hasta ahora la evolución del marketing online ha cambiado muchísimo. Tanto que han ido añadiendo disciplinas y estrategias dentro de él totalmente diferenciadas.  Una de ellas es el Inbound Marketing y dentro de él está el marketing de contenidos.

Como se puede adivinar por su nombre se basa en la creación de contenidos de calidad, capaces de atraer a tu público objetivo de manera que se conviertan en clientes. Para ello es imprescindible definir claramente cuál es el perfil de tu target.

¿Qué consigo a través del marketing de contenidos?

  • Atraer a clientes potenciales que se pueden convertir en leads
  • Fidelizas a los que ya son clientes, aportándoles nuevos contenidos que les recuerden por qué te adoran
  • El posicionamiento de tu web mejorará
  • La imagen de tu marca se verá reforzada
  • No supone una inversión, ya que es algo que puedes hacer tú mismo.

Pero ojo, no se trata de empezar a escribir como locos en redes sociales y esperar a que nos lluevan los clientes. Debes trazar tu estrategia y seguir los pasos que te permitan alcanzar tus objetivos.

El primer paso que se debe dar es la creación de contenidos, lo suficientemente interesantes y relevantes como para que ese usuario al que quieres cautivar quede prendado de lo que le ofreces. Una vez que has llamado su atención tienes que retenerlo. Teniendo en cuenta el bombardeo constante al que estamos sometidos como consumidores debes sentirte orgulloso de haberlo logrado.

¿Y dónde publicas ese contenido? Existen diferentes medios. Por supuesto las redes sociales son uno de ellos, pero no debes quedarte ahí: Newsletter, blogs, videos, infografías…Lo importante es que sepas escuchar a tu audiencia y prestes atención a lo que les gusta más. Si le das a tu público objetivo lo que quiere recogerás los frutos de tu constancia tarde o temprano. (Y si, al hablar de frutos nos referimos a conversiones).

Deja una respuesta