Escrito en Sin categoría | Sin comentarios | 23-09-2010

Actualmente existen un amplio número de alternativas a la hora de hacer una web. Si queremos contratar este servicio, se nos muestra una cantidad de posibilidades tan grande que nos dificultan la elección y nos hace perder tiempo comparando las diferentes ofertas. Y a la hora de decidir, ¿cual escogemos?, seguramente la mayoría de ustedes se decanten por la página web más barata, a no ser que reciban varias ofertas en torno a 1000€ y una a 300€, entonces elegirá la segunda opción más económica. Evidentemente rechazamos la oferta tan barata por miedo a que de ahí salga una chapuza. El problema es cuando el abanico de precios es muy amplio, ¿qué podemos hacer?, ¿por qué tal diferencia de precios?. A continuación realizaré un análisis de las principales causas que propician este desbarajuste en el mercado, aunque ya anticipo que la clave es la desinformación.

Una causa es el país en el cual esté afincada la empresa o persona que nos de el presupuesto más barato, en países de América latina, países de la antigua URSS y países en cercanos a la india, los precios suelen ser más económicos, debido a los salarios bajos que suelen tener (aunque siempre hay excepciones por supuesto). Entonces, ¿por qué no solicitamos directamente presupuestos a personas y empresas de estos países?, podemos hacerlo pero las garantías se verán mermadas de forma drástica, puesto que, a priori, desconocemos la legislación de estos países, no podemos contactar cara a cara con el proveedor, no tenemos garantías legales en caso de estafa o incumplimiento de objetivos y por supuesto nuestra imagen corporativa puede dañarse seriamente puesto que en caso de compartir contraseñas nos podríamos quedar sin dominio. Mi consejo frente a este tema es contratar siempre los servicios de una empresa propia del país donde desarrollemos nuestra actividad comercial.

La siguiente causa es el tipo de trabajador, no es lo mismo un freelance que una empresa. Normalmente los freelance son más baratos y realizan páginas web económicas pero no mucho más que algunas empresas del mercado. Entonces, ¿en dónde reside la diferencia?. Bien, existen varias diferencias, empezando por las garantías, normalmente los freelance no nos ofrecen las garantías en especial porque una empresa normalmente perdura más en el tiempo que un empleado por su cuenta, por lo que a la hora de pedir responsabilidades, una empresa de diseño y desarrollo web estará disponible.

Promociones: Hay empresas que realizan promociones en determinadas épocas para aumentar su facturación o porque tienen muchos huecos sin trabajo que necesitan rellenar, para eso lanzan packs y ofertas de paginas web baratas, este es el caso de Invbit que está de promoción y ofrece distintos packs a medida.

Uso de plantillas y CMS: una pagina web barata puede llevar detrás plantillas de diseño prefabricadas (la gran mayoría) o CMSs, un CMS es un sistema de gestión de contenidos, que ahorra en gran medida la parte de programación en la web. Así si vemos un presupuesto con cifras muy grandes, seguramente sea o porque se emplean muchas horas de programación o porque el diseño que va a contratar es único y personalizado, elementos a tener muy en cuenta a la hora de elegir presupuesto.

Espero que les sirva de ayuda a la hora de contratar una pagina web económica, siempre pueden consultar nuestros precios y pedir presupuesto personalizado en Invbit, empresa de desarrollo y diseño web en Galicia.

Deja una respuesta