Escrito en Community Manager | Sin comentarios | 01-03-2018

Estos días está en boca de todos la aparición de una nueva red social: Vero, creada por el multimillonario libanés Ayman Hariri. Aunque en realidad esta red social lleva funcionando desde 2015, no ha sido hasta estos días cuando se ha registrado un intenso crecimiento, por una parte, por el eco que está teniendo en Instagram, y por la otra, porque varios famosos e influencers han dado el paso y han empezado a usarla.

El funcionamiento de esta red se parece mucho al de Instagram, de hecho, prometen ser lo que era Instagram antes de que Facebook lo comprara. Pero además de la fotografía y el vídeo, ofrece muchas más opciones de contenido, como compartir enlaces y recomendaciones de restaurantes, espacios públicos, libros, películas o series.

vero

Es una red social sin versión web y la aplicación consta de cinco apartados principales:

  • El timeline en el que interactuamos con el contenido de nuestros amigos y subimos en nuestro.
  • Una sección de explorar semejante a la de Instagram.
  • Nuestro perfil o tablero, con nuestro nombre, foto, conexiones, publicaciones y ajustes.
  • Una sección de colecciones en la que agrupamos el contenido que van compartiendo nuestros contactos.
  • El apartado de notificaciones.
  • El chat, desde el que podemos hablar con nuestros contactos y grupos que creemos.

Además, Vero usa grados para las relaciones. Se organizan los amigos en cuatro grupos: seguidores, conocidos, amigos y amigos íntimos, y en cada publicación decides a cuáles grupos quieres llegar. Con esta medida pretenden aumentar el control acerca de a quién llegan tus contenidos.

Entre las ventajas que diferencian a esta red social frente a las otras redes están:

  • Prometen luchar contra el abuso, el spam y los bots.
  • Las publicaciones aparecen cronológicamente, no usan algoritmos para alterar el orden de las publicaciones ni limitar el alcance.
  • La aplicación no tendrá publicidad, pero a cambio habrá que pagar una cuota anual para usarla. Como lanzamiento, el primer millón de usuarios la tendrán gratis de por vida y aseguran que para el resto la cuota anual no costará mucho más que un par de cafés.

Por otra parte, la red social ha tomado características de negocios anteriores que no han conseguido enganchar con el gran público:

  • El énfasis por romper con el resto de redes acaba provocando que se tenga demasiado en mente a la competencia a la hora de desarrollar la aplicación.
  • Inician la red enfocándose en artistas e influencers: le da bombo a la red social, pero para que un usuario se pase a una nueva red social lo que realmente le impulsa a dar el paso es que se encuentren allí sus amigos.
  • La resistencia de los usuarios a registrarse en una aplicación de pago, y sobre todo cuando el importe de la cuota todavía no está determinado.
  • En un momento en que los usuarios buscan redes especializadas: Instagram para fotos, LinkedIn para contactos profesionales, Spotify para música, Vimeo para vídeos… están apostando por una red generalista que engloba muchas funciones diferentes.
  • Hay dudas acerca de los términos de uso: tú serás el propietario del contenido que compartas, pero no dejan claro que no sea posible que terceros puedan lucrarse de éste contenido.
  • Llevarán comisiones por ventas: por ejemplo, si compartes tu opinión de un libro y un usuario accede al enlace que aparece de Amazon, la aplicación se lleva una comisión.

Como balance de estos pros y contras, están relanzando la aplicación en un momento oportuno, aprovechando el descontento de los usuarios a causa del exceso de publicidad, los algoritmos y la censura de Facebook, Instagram y Twitter. Pero están repitiendo estrategias que ya le han fallado a redes sociales como Tuenti, MySpace  o Google+. Así que nos quedamos con la duda de si Vero encontrará un hueco en el panorama de las redes sociales.

Y vosotros, ¿os animáis a probar esta nueva aplicación?

Deja una respuesta